Vida NEWS Magazine: 10 Maneras efectivas de decir “no” y no sentirse culpable por ello

¿Con facilidad te niegas a ayudar a tus colegas o familiares cuando te piden algo? Para muchos, es un verdadero desafío. A menudo tenemos miedo de decir que no, incluso cuando es extremadamente difícil para nosotros hacer lo que pide una persona. De esta manera evitamos conflictos y sentimientos de culpa. Pero tal hábito a menudo solo causa irritación y hace que pospongas tu propia vida para más adelante. La capacidad de poder rechazar el pedido correctamente es útil para cualquier persona, y nuestro artículo te ayudará a dominar esa habilidad.

En Genial.guru hemos recopilado 10 consejos para ayudarte a aprender cómo poder rechazar pedidos y mantener buenas relaciones.

10. Comprende que estás listo para rechazar algo

Antes de establecer relaciones con otras personas, vale la pena comprender qué es realmente importante para ti y qué no lo es. Para hacer esto, arma una lista de personas, hechos y eventos a los que quieres dedicar tu tiempo y fuerzas. Después de todo, sin priorizar, te resultará difícil entender en qué realmente vale la pena perder tu vida. De lo contrario, puedes sentirte atormentado por las dudas sobre si hiciste bien diciendo “que no”.

9. Sugiere una elección

Tal vez es la forma más fácil de rechazar algo. Al negar hacer lo que te pide una persona, ofréceleuna alternativa, “un premio de consuelo”. Por ejemplo, si esta noche no puedes encontrarte con tu amiga a la cual no has visto durante varios meses, promete hacerlo en una semana. Lo más importante en este caso es tratar de ser realmente útil para una persona que te pidió algo y no actuar por el deseo de deshacerse de los sentimientos de culpa.

8. Expresa empatía

Si no puedes ayudar a una persona, demuéstrale que la escuchaste y que comprendes lo que necesita. Dile que está lidiando con un problema difícil o que está haciendo todos sus esfuerzos para resolverlo, anímala. Esto ayudará al interlocutor a sentirse mejor y le resultará más fácil aceptar tu rechazo.

7. Dile “no” a un pedido, no a una persona

No te preocupes de que tu negativa ofenda seriamente a tu interlocutor porque no tienes problemas con él, no lo rechaces y no arruines tus relaciones. El hecho de que te niegues a cumplir su pedido solo dice que ahora no tienes la posibilidad de ayudarlo. Por supuesto, es importante ser cortés y benevolente, puedes elogiar a una persona o su trabajo, pero aun así mantener tu firmeza diciendo “que no”. Este comportamiento dejará en claro al otro que no lo rechazas a él.

6. Explica el motivo de tu rechazo

No todos podemos rechazar el pedido sin explicar el porqué. Aparte la misma persona que nos hizo una petición, a menudo espera aunque sea algunas explicaciones. No hay que armar un largo discurso, es mejor resumir brevemente las circunstancias que fueron los motivos del rechazo. Tal vez estés apurado porque tienes una cita con el médico, o estés demasiado cansado y necesites un descanso, o no quieras hacer ese trabajo por razones morales. Honestamente, habla sobre tus motivos.

5. Entrena para decir “no”

Todo el conocimiento será solo una teoría, a menos que comiences a practicar la habilidad de rechazar los pedidos de diferentes personas. Para empezar, puedes elegir situaciones muy simples con un riesgo mínimo. Por ejemplo, di que no cuando el mesero en el café te ofrezca un postre. Prueba otra forma de entrenamiento: quédate solo en una habitación y repite la palabra “no” 10 veces. Esto te dará confianza para cuando la necesites.

4. Transforma tu rechazo en un cumplido

Rechaza el pedido de tu interlocutor, pero hazlo de forma que parezca un cumplido. Por ejemplo, “Gracias por acordarte de mí”, o “Me agrada que primero me preguntes a mí”. Puedes decir cuán importante es su trabajo, expresar tu gratitud y desearle suerte.

3. Debes estar listo para elegir

A menudo nos resulta difícil decir “que no”, no porque tengamos miedo de ofender a la gente, sino porque no queremos perder una oportunidad interesante. Así es como olvidamos que el rechazo no es solo una oportunidad perdida, sino un compromiso. Toma nota: cuando nos negamos a un pedido, aceptamos algo más importante. En este caso, simplemente elegimos una de las dos oportunidades.

2. En respuesta a la perseverancia, sé categórico

Algunas personas son tan persistentes en sus pedidos que no dejan a su interlocutor solo hasta que logren lo que quieren, especialmente los hacen nuestros seres queridos. Si pasa eso, no tienes que hacerles caso. La mejor táctica sería simplemente dar la misma respuesta una y otra vez.

Esto no significa que no tengas empatía; puedes empatizar y abrazar, pero no debes permitir que tu “no” se convierta gradualmente en un “tal vez” y, finalmente, en un “sí, por supuesto”.

1. No demores mucho con tu respuesta

Es realmente difícil decir que no. Pero cuando deliberadamente tardas con tu respuesta, diciendo “quizás” y luego negándote, es mucho peor. A largo plazo, un rechazo claro y oportuno es mucho más cortés y conveniente para una persona. Después de todo, a menudo nada bueno sale de nuestro deseo de tener tiempo para hacer 100 cosas a la vez y viceversa. Cuando no intentamos hacer todo eso, obtenemos más tiempo y energía.

Bono: Trabajo práctico

Recuerda una situación de tu pasado, cuando no pudiste decir que no a una persona, aceptaste ayudarlo, te comprometiste y pronto lo lamentaste.

  • Describe los sentimientos que experimentaste cuando aceptaste y en un momento en que lamentaste tu imprudencia.
  • ¿Qué te impidió decir que no?
  • Imagina lo que sucedería si hubieras rechazado el pedido.

Lo más probable es que después de esto comprendas que nada terrible sucederá: el resentimiento, el descontento y la ira son posibles. Pero nada catastrófico va a pasar, experimentar ciertas emociones es el derecho de una persona. A partir de este momento, no te volverás automáticamente en un sujeto malo, sino en uno menos “cómodo”.

Tú eliges. Puedes dedicar todo tu tiempo a lo que te piden los demás, recriminándote por tu debilidad, o llevar una vida realmente interesante y llena en armonía contigo mismo.

3.281 comentarios