Miguel Layún habla de cómo enfrentó el ser diagnosticado con cáncer.

El futbolista profesional que en su carrera ha pasado por equipos como Veracruz, Atalanta de Italia, América, Watford de Inglaterra, Porto de Portugal, Sevilla y Villarreal de España, todos ellos antes de Monterrey, su actual club. Seleccionado nacional en múltiples ocasiones, dos veces mundialista. Un trayecto lleno de retos dentro del terreno de juego, sin embargo, el más grande de ellos lo vivió en mayo pasado y lejos de la cancha cuando un chequeo rutinario le arrojó un diagnóstico grave: cáncer de riñón, informó Mediotiempo.

 

El originario de Córdoba reveló al suplemento “Primera Plana” cómo enfrentó ese proceso, uno que le cambió la perspectiva y la vida para siempre. “Fue algo extraño, porque no tenía ningún síntoma. De hecho los estudios de sangre no arrojaban nada. Era un chequeo general que quise hacer con mi mujer… le propuse que yo le acompañaría a hacerlo. Al final, el diagnosticado fui yo. Cuando me dieron la noticia fue un baño de agua fría. Al comienzo se hablaba de un quiste complejo; sin embargo, una semana después me dijeron que se trataba de un tumor”, mencionó. Tras asimilar el golpe de un diagnóstico tan frío como lo es el cáncer de riñón, ahora debía enfrentarlo. Para ello se sometió a una cirugía para extirpar cualquier rastro de la enfermedad y para su fortuna el procedimiento fue todo un éxito.

 

“El tumor estaba completamente encapsulado. Lo que hicieron los doctores fue removerlo, retirar más tejido blando y revisar en el estudio que no hubiera contaminado absolutamente nada más. No hubo necesidad de quimioterapia y radioterapia porque se detectó a tiempo”, manifestó. Layún afirma que su pareja, Ana Laura, fue el mayor soporte para encarar el desafío que tenía ante sí, por lo que no reparó en agradecerle su apoyo incondicional. “Mi mujer fue la primera persona a la que se lo dije. Al resto de mi familia la avisé sólo unas horas o días antes de entrar al quirófano, porque no quería preocuparlos. Mi mujer, en todo momento, fue un pilar importante, no tengo más que agradecimiento por el respaldo y por la fuerza que me transmite”

 

Por último, el veracruzano remarcó el impacto que tuvo en su vida el encarar una situación como esta, por lo que pide reflexionar, además de no perder oportunidad de pelear por los sueños. “Siendo sincero, me dio una perspectiva diferente. Me abrió los ojos a muchas cosas. Cometemos pecados en la vida, el hecho de no valorar ciertas cosas que tenemos, hacemos o logramos. El simple hecho de estar aquí, estar vivos, con nuestros seres queridos, de tener una oportunidad de luchar por nuestros sueños, o dejar algo positivo cercano a nosotros. Todo eso me hizo valorarlo muchísimo, fue un despertar para mí”, sentenció.