Vida NEWS Nacionales: SENADO VOTA EN CONTRA DE LA EMERGENCIA FRONTERIZA DE TRUMP

WASHINGTON— En una reprensión asombrosa, una docena de republicanos desertores se unieron a los demócratas en el Senado para bloquear una emergencia nacional que declaró el presidente Donald Trump para poder construir su muro en la frontera de Estados Unidos con México.

El rechazo puso fin a una semana de confrontación con la Casa Blanca mientras ambos partidos en el Congreso se esforzaban por ejercer su poder de nuevas maneras.

La votación de 59 a favor y 41 en contra, un día después de la votación en la cámara alta para para poner fin a la participación de Estados Unidos en la guerra de Yemen, seguramente obligará a Trump a ejercer su derecho de veto por primera vez en su presidencia.

Trump había advertido contra ambas acciones. Momentos después de la votación del jueves, el presidente tuiteó una sola palabra de advertencia: “¡VETO!”

Luego de dos años de Trump como presidente, una docena de desertores republicanos, impulsados por los demócratas, mostraron disposición de asumir ese riesgo político. Doce senadores del Partido Republicano, incluido el candidato presidencial de 2012 Mitt Romney, se sumaron al desacuerdo en torno a la declaración de emergencia que habilitaría al presidente para tomar los miles de millones de dólares que quiere para el muro de los que el Congreso destinó a otras partidas.

“El Senado está despertando un poco a nuestras responsabilidades”, dijo el senador republicano Lamar Alexander, quien agregó que la cámara se había vuelto “un poco perezosa” como uno de los tres poderes del gobierno. “Creo que el valor de estas últimas semanas es recordarle al Senado de nuestro lugar constitucional”.

Muchos senadores dijeron que la votación no era necesariamente un rechazo al presidente o al muro fronterizo, sino protecciones contra futuros presidentes, en concreto hacia algún demócrata que pudiera querer declarar una emergencia sobre el cambio climático, el control de armas o un sinfín de otras cuestiones.

“Esta es una cuestión constitucional, es una cuestión sobre el equilibrio del poder que es central en nuestra Constitución”, comentó Romney. “Esto no es sobre el presidente”, agregó. “El presidente puede expresar sus opiniones como lo ha hecho y los senadores pueden expresar las suyas”.

La votación del jueves fue el primer desafío directo a la Ley de Emergencias Nacionales de 1976, así como la del miércoles sobre Yemen representó la primera vez que el Congreso invocó la Resolución de Poderes de Guerra que se remonta a hace décadas para tratar de frenar a un presidente.

Siete republicanos se unieron a los demócratas para poner fin al apoyo de Estados Unidos a la guerra de la coalición encabezada por Arabia Saudí en Yemen, luego del papel que desempeñó el reino en el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

Aunque seguramente no habrá suficientes números para anular un veto de Trump, los votos enviaron un mensaje desde el Capitolio.

“Los votos de hoy coronan una semana de algo que el pueblo estadounidense no ha visto lo suficiente en los últimos dos años”, dijo Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado. “Ambos partidos del Congreso de Estados Unidos se enfrentan a Donald Trump”, agregó.

El resultado fue una inversión de los papeles para los republicanos, que han sido reacios a enfrentarse a Trump, preparándose contra sus tuits y ataques públicos de reprimenda. Pero ahora enfrentan un desafío de parte del electorado _en algunos estados donde los senadores enfrentan reñidas elecciones_ que espera más del Congreso.

La senadora republicana Susan Collins, quien está entre los más vulnerables de cara a 2020, dijo que está segura de que el presidente “no estará feliz con mi voto. Pero soy una senadora de Estados Unidos y siento que es mi trabajo defender la Constitución, así que sucederá lo que tenga que suceder”.

La senadora republicana Susan Collins, que se encuentra entre las más vulnerables hacia las elecciones de 2020, dijo que está segura que el presidente “no estará contento con mi voto. Pero soy una senadora de Estados Unidos y siento que mi trabajo es defender la Constitución, así que dejaré que las cosas caigan por su propio peso”.

Sin embargo, el control de Trump del partido sigue fuerte, y la Casa Blanca dejó claro que los republicanos que se resistan al mandatario podrían enfrentar consecuencias políticas. Previo a la votación, Trump enmarcó la cuestión como estar con él o en su contra en cuanto a la seguridad fronteriza, un poderoso argumento entre muchos.

“Un voto a favor de la resolución de hoy de los senadores republicanos es un voto por Nancy Pelosi, el Crimen y los Demócratas que favorecen una Frontera Abierta”. Tuiteó Trump. “¡No voten con Pelosi!”, dijo en otro tuit, refiriéndose a la presidenta de la Cámara de Representantes.