Estados Unidos ha visto “pruebas de vida” de algunos misioneros secuestrados en Haití tras 24 días en cautiverio

Envia tu dinero con nosotros de forma segura!

Un alto funcionario de la administración de Biden dice que el gobierno de Estados Unidos ha visto pruebas que demuestran que algunos de los misioneros estadounidenses y canadienses secuestrados el mes pasado en Haití aún están vivos.

Reuters informa que el funcionario, que se negó a ser identificado, no dio más detalles sobre qué tipo de prueba se había visto o qué miembros del grupo se pensaba que aún estaban vivos un poco más de tres semanas después de que fueron secuestrados a punta de pistola.

El grupo incluía a cinco niños de 3, 6, 14, 15 años, y el más joven tiene solo 8 meses.

Como informó CBN News, los 17 misioneros fueron secuestrados el 16 de octubre en las afueras de Puerto Príncipe mientras se dirigían a casa después de visitar un orfanato. Los misioneros están asociados con Christian Aid Ministries (CAM), con sede en Ohio, que se describe a sí mismo como un “canal para grupos e individuos amish, menonitas y otros anabautistas conservadores para atender las necesidades físicas y espirituales de todo el mundo”.

En una declaración publicada en su sitio web el lunes, el ministerio pidió que continuaran las oraciones. “Ahora es el día 24 de esta crisis, y nuestros trabajadores y seres queridos siguen siendo rehenes en Haití. Nosotros, junto con las autoridades gubernamentales, seguimos trabajando duro para llevarlos a casa a salvo. Este es nuestro más sincero deseo, pero quiero rendirme al plan y el tiempo de Dios “, decía el comunicado.

“Las familias de los rehenes continúan enfrentando largos días esperando noticias sobre sus seres queridos. Sin duda, los rehenes también enfrentan largos días, preguntándose cuándo podrían ser liberados. Sus oraciones han sido un salvavidas de esperanza y aliento para las familias, para nosotros en CAM, y sin duda para los rehenes durante las últimas semanas. ¡Sigan orando! ” concluyó la declaración.

La banda haitiana que se atribuyó la responsabilidad de su secuestro ha exigido un rescate de 17 millones de dólares por su liberación segura.